INGRESA

«Lo soñe toda mi vida»

Pasó por Boca, Derqui, Ciudad y cuando pensó que el voley no le iba a dar más, llegó lo que siempre estuvo esperando.

Luego de su paso por Boca y lograr el ascenso con el Club Derqui en las últimas dos temporadas de la Metro, Romina Cabral se trasladó al Club Ciudad de Buenos Aires. Cuando terminó el torneo Metropolitano con Ciudad y al no presentarse ninguna propuesta decidió no continuar con el voley y enfocarse únicamente a los estudios. A los pocos días recibió una propuesta de Velez para jugar la Liga Federal en Santiago del Estero y unos días después una propuesta llegó de la Universidad de la Matanza para jugar la Liga Argentina, máxima categoria del voley femenino nacional.

Cuando pensó que había terminado con el voley, de un día para otro la propuesta de UNLAM le cambió la vida.

«Con UNLAM empezamos a entrenar en enero voy de lunes a viernes y los sábados cuando jugamos, es un re viaje, pero no me mude sigo viviendo en Derqui.

«Ahora voy a jugar toda la Liga y seguramente cuandro se abra nuevamente el libro de pases voy a seguir en UNLAM para jugar en División de Honor con ellas, aparte me gusta mucho lo que es grupo, la entrenadora y todo el cuerpo técnico, por eso pienso y quiero seguir acá.

Mi objetivo para la liga es llegar lo mas lejos que podamos con las chicas es un equipo completamente hermoso, para la mayoría de las chicas es la primer Liga, es algo único y nos va a servir de experiencia. Estoy completamente feliz por la posibilidad que me dieron de vivir esto que siempre lo soñé desde chiquita.»

Deja un comentario